SE CAE UN A400M EN SEVILLA

El día 9 de mayo a las 13:00 se incendió el A400M número de serie MSN023 en el momento de tomar tierra en un aterrizaje de emergencia muy cerca de la factoría de Airbus Military de Sevilla. El avión realizaba el primer vuelo antes de su entrega en una salida rutinaria para los pilotos probadores y los técnicos que despegaron del aeropuerto de Sevilla pocos minutos antes. Según las comunicaciones registradas con la torre de control del aeropuerto –y a falta del informe de la comisión de investigación de accidentes aéreos de la que daremos cuenta en este blog más adelante-, el piloto informó de graves problemas de sustentación nada más iniciar el despegue por lo que giró el avión en vuelo bajo para tratar de realizar un aterrizaje forzoso en uno de los campos cercanos a la pista. Las imágenes del avión accidentado sobre el terreno demuestran que el piloto realizó correctamente la maniobra de aterrizaje sobre un campo de cultivo pero el aparato acabó incendiado al llevarse por delante en dicha maniobra una torre de alta tensión. Como consecuencia del incendio el avión resultó totalmente destruido y perdieron la vida los dos pilotos, un mecánico de vuelo y dos ingenieros y han resultado heridos muy graves dos ingenieros que pudieron ser sacados de la cabina por tres civiles que se encontraban muy próximos a la zona de impacto del avión. Según ha informado la dirección de la multinacional aeronáutica europea, el avión accidentado era la tercera unidad para la Fuerza Aérea de Turquía y debía entregarse una vez realizadas las pruebas de vuelo el próximo mes de junio. El Armée de l´Air recibió el primer avión de serie el 30 de septiembre de 2013 en un acto formal en la factoría de San Pablo en Sevilla, sin embargo el programa ya acumulaba retrasos de cuatro años sobre las fechas previstas inicialmente debido, primero, a problemas de acuerdo político entre los países miembros del programa y, más delante, de orden presupuestario -el coste del programa pasó de 20.000 a 31 millones de euros- y de desarrollo tecnológico e integración para conseguir una aeronave de características avanzadas -info en el sitio oficial de Airbus-. De hecho, el pasado mes de marzo fue sustituido el presidente de Airbus Military Domingo Ureña para desatascar el programa y poder cumplir los plazos de entrega a lo largo de 2015 de modo que se evitaran las cuantiosas penalizaciones contractuales previstas por los retrasos acumulados (véase "El programa A-400M anuncia la recuperación progresiva de entregas", Revista de Aeronáutica y Astronáutica núm. 842, abril de 2015, pp. 261-262). Hay que destacar que el A-400M ya se encuentra en servicio en las fuerzas aéreas de Francia, Turquía, Alemania, Gran Bretaña y Malasia; el primer aparato para el Ejército del Aire español se espera en el primer trimestre de 2016 -más info aquí-. Precisamente en la entrada del mes pasado titulada LOS PASOS HACIA LA INDEPENDENCIA ESTRATÉGICA EUROPEA dábamos cuenta de la importancia que, junto con otros programas tecnológicos, tenía el programa del avión de transporte Airbus A400M para alcanzar una autonomía de decisión política europea en asuntos estratégicos.


Sobre las posibles consecuencia económicas e industriales del accidente véase: "Fatal test flight crash casts shadows over Airbus", Financial Times, 12 de mayo de 2015; "España se juega 5.000 millones de euros en el avión militar A-400M", Expansión, 12 de mayo de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario