¡ESTOS NORUEGOS ESTÁN LOCOS…!

Ahora resulta que los noruegos, que en dos ocasiones han rechazado formar parte del proyecto de integración europea (en 1972 y 1994), han decidido conceder el Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea. El presidente del Comité Nobel noruego, Thorbjoern Jagland, ha declarado que “la Unión Europea recibe este galardón por sus logros en la unificación de Europa y su transformación de un continente de guerra en un continente de paz”. Y se queda tan tranquilo…Inmediatamente han surgido las reacciones, el primero, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que tras conocer la noticia ha declarado: “Estamos profundamente emocionados y honrados por la distinción a la UE con el Premio Nobel de la Paz"; por su parte, el Presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha dicho que se trata de “un gran honor para sus más de quinientos millones de ciudadanos” (estas declaraciones se recogen en http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/12/union_europea/1350032560.html).
Este premio ya adolecía de bastantes rasgos de estupidez, no hay más que recordar el todavía reciente galardón al Presidente Obama en 2009 “por sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos. Por su visión y su trabajo por un mundo sin armas nucleares”, pero es que la concesión a la UE supera el ridículo. El mundo occidental se ha contagiado del peligroso y letal virus del “buenismo”, en el que todos somos hermanos y maravillosos, que la paz es posible de forma perpetua, en suma, que se ignora todo lo que se ha dicho y se ha escrito desde Maquiavelo y Hobbes hasta la actualidad sobre la naturaleza humana, el conflicto y las relaciones internacionales. Todo esto es peligrosísimo, solo hay que recordar el período de entreguerras y el idealismo de Briand, de los pacifistas del desarme absoluto, total y eterno, las premonitorias palabras de Carr y todo lo que ya sabemos: la Conferencia de Múnich y el estallido de la guerra más devastadora de la historia de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario