RUSIA DESPLIEGA SISTEMAS DE MISILES S-300 EN ABJASIA

El comandante de la Fuerza Aérea de Rusia, general Alexander Zelin, anunció el 11 de agosto de 2010 el despliegue de sistemas de misiles antiaéreos S-300 en territorio de la República de Abjasia. El Mando ruso anunció también que se han establecido otros sistemas de defensa aérea sin especificar en la República de Osetia del Sur. El general Zelin declaró que "la tarea de estas defensas no es solo cubrir los territorios de Abjasia y Osetia del Sur, sino también evitar las violaciones de sus fronteras estatales por aire y destruir cualquier vehículo que penetre ilegalmente en su espacio aéreo" (fuente: http://sp.rian.ru/onlinenews/20100811/127429389.html).
Este despliegue militar ha sido reforzado con la visita del Presidente Medvédev el pasado día 8 de agosto a Abjasia donde declaró que "Moscú no dará marcha atrás en el reconocimiento de la independencia de Abjasia y Osetia del Sur" (http://eng.kremlin.ru/news/744).
Rusia reconoció a Abjasia y Osetia del Sur el 26 de agosto de 2008, poco más de un mes después de la Guerra de los Cinco Días, en la que las Fuerzas Armadas de Rusia penetraron en territorio georgiano tras el intento del gobierno de este país de someter por la fuerza a la República de Osetia del Sur. Rusia ha establecido de facto un protectorado militar sobre ambas repúblicas aunque las aspiraciones de Moscú son incorporar a Osetia del Sur a la Federación rusa, mientras que Abjasia mantendría su estatuto de Estado independendiente pero bajo la protección de Rusia. Para ello, desde el reconocimiento internacional en agosto de 2008 Rusia ha firmado con Abjasia un Acuerdo de asistencia mutua en caso de agresión exterior, otro de vigilancia conjunta de fronteras, ambos en septiembre de 2008, y un tratado sobre instalación de bases militares (en Gudauta y Ochamchira) en febrero de 2010.
El pasado mes de julio la Secretaria de Estado Hillary Clinton realizó una visita a Georgia en la que mostró su preocupación por los planes de Rusia de establecer bases militares permanentes en Abjasia y Osetia del Sur, pero por ahora no se ha realizado una declaración oficial sobre el despliegue de los sistemas antiaéreos S-300 (http://sp.rian.ru/onlinenews/20100812/127436764.html). En la Unión Europea el único gobierno que ha mostrado su preocupación por la medida rusa ha sido Francia porque considera que el despliegue de estos sistema de defensa aérea altera la estabilidad regional (http://sp.rian.ru/onlinenews/20100812/127441365.html).
Se trata de los mismos sistemas antiaéreos que Rusia se ha negado a suministrar a Irán como consecuencia de las medidas "colectivas" adoptadas por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad el 17 de junio de 2010 (ver entrada más abajo en el blog "Funcionamiento del equilibrio de poder entre los Estados Unidos y Rusia"). Resulta oportuno recordar ahora las consideraciones del antiguo Asesor de Seguridad Nacional Zbigniew Brzezinski en marzo de 2009 cuando afirmó que un pacto ruso-americano sobre Irán podría excluir la necesidad del despliegue del sistema antimisiles americano en Europa. El 17 de septiembre de 2009 el Presidente Obama anunció que no se realizaría dicho despliegue, una vez había sido desvelado por el Presidente de la República Checa. Esto sucedió tres días después de la Conferencia Internacional "Estado Contemporáneo y Seguridad Global" de Yaroslav (Rusia) con la asistencia del Presidente Medvédev, el primer Ministro Fillón y el Presidente Rodríguez Zapatero. En dicho evento se puso sobre la mesa el deseo no oculto de Rusia de alcanzar un acuerdo para el reparto de esferas de influencia en Europa (Pavel Felgenhauer), la necesidad de un nuevo acuerdo de Yalta (Valeri Chali) que se extienda al denominado "extranjero cercano" (Konstantin Zatulin y Mikhail Neizhmakov). Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, afirmó en esos días que el pacto debía ser "jurídicamente vinculante" y recoger "las nuevas realidades" en referencia a la situación de Abjasia y Osetia del Sur que "de forma irreversible, se han convertido en Estados independientes".
El análisis de los sucesivos acontecimientos pone de manifiesto la existencia de un régimen implícito entre las dos grandes potencias sobre el sistema de seguridad en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario